Header ads

Header ads

» » » » » Cómo cuidar los muebles cuando llega el verano

Cómo cuidar los muebles cuando llega el verano

Algunas recomendaciones para que el mobiliario no sufra: evitar el sol, encerarlo o taparlo con una sábana.

El calor, el sol, las largas temporadas de desuso en una casa cerrada, todos estos son factores que hacen que los muebles sufran más en verano.

La tienda de muebles online, MIMUB.com, nos acerca las claves fundamentales para lograr que se deterioren lo menos posible:

Los muebles de exterior son los que más sufren, por lo que se recomienda utilizar materiales resistentes como fibra de vidrio o plástico.

El mobiliario debe alejarse de las ventanas para evitar la incidencia del sol y protegerse con fundas o sábanas.

Los muebles de madera también deben encerarse una vez al mes, prestando especial atención antes y después del verano, ya que al estar sometidos a temperaturas altas es aún más necesario hidratarlos.

Los muebles de terciopelo deben limpiarse con el aspirador y después con un paño húmedo. Además de evitar los ácaros, ésto contrarresta los efectos del calor.

El salitre de las zonas costeras puede estropear la pintura de los cuadros, por lo que se recomienda taparlos con una sábana si se va a dejar mucho tiempo la casa cerrada.

Evitar que el sol les incida directamente, ya que se come el color y los agrieta. Para ello simplemente hay que alejarlos de las ventanas o mantener las persianas bajas durante las horas en las que el sol más les afecta (dependerá de la orientación de las ventanas).

Encerar los muebles de piel una vez al mes con cera para madera o incluso crema hidratante corporal. Con ello logramos que la piel mantenga su elasticidad más tiempo y se eviten las grietas.

A la hora de cerrar la casa durante una larga temporada es importante recoger los elementos textiles, como cortinas, sábanas, alfombras y guardarlos en fundas protectoras.

Colocar un cubo de agua dentro o junto a los muebles de madera, para proporcionarles cierta humedad que los mantiene hidratados. Este consejo debe tenerse en cuenta especialmente en zonas muy secas.

En los artículos que lleven un cristal como cuadros, espejos, etc. es importante que el limpiacristales nunca se aplique sobre el metal o la madera, ya que se deterioran y pierden color.

Vía

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua

No hay comentarios. :

Leave a Reply